jueves, 28 de junio de 2018

Los ricos votan a la Izquierda , en Cataluña y País Vasco


Se trata de un dato insólito pero acreditado, en las regiones más ricas de España ,el partido más a la izquierda del arco parlamentario, Podemos, es donde obtiene sus mejores resultados.

Los datos son los siguientes:

21,1% de votos sobre el total  de España obtenidos por Unidos Podemos en las últimas Elecciones Generales
13,04% de votos en Extremadura obtenidos por Unidos Podemos en las últimas Elecciones Generales
29,05% de votos en el País Vasco obtenidos por Unidos Podemos en las últimas Elecciones Generales
18,56% de votos en Andalucía obtenidos por Unidos Podemos en las últimas Elecciones Generales
24,51% de votos en Cataluña obtenidos por Unidos Podemos en las últimas Elecciones Generales

 La renta per cápita de Extremadura es de 16600 €, la del País Vasco 31800, la de Andalucía 17800 y la de Cataluña 28800.

Por tanto la Izquierda más izquierda, obtiene más del doble de votos en el PaísVasco que en una región con la mitad de riqueza per cápita ,Extremadura.

Conviene recordar , por si algún extraterrestre lee este artículo, que por norma general los partidos de izquierda obtienen mucho mejores resultados en zonas pobres que ricas.

Es bastante posible  que nos encontremos ante un caso único en el mundo, haciendo una comparación con la Ciudad de Madrid, es como si el Distrito más caro de Madrid, el Distrito  de Salamanca votase más a Podemos que el Distrito de menor renta ,Villaverde, algo completamente impensable.

¿Cual sería la explicación a esto? pues solo cabe explicación si tenemos en cuenta que el eje tradicional izquierda, derecha, pobres y  ricos se rompe por la  idea nacional. Es decir a Podemos se le vota más en el País Vasco y Cataluña porque defiende la Autodeterminación y por ende la posibilidad de la división del país . Estas premisas no son propiamente de la ideología de izquierda pero si parecen atraer a mucha personas de clase económica  media alta con ideología nacionalista.
Sin embargo en Andalucía y Extremadura regiones de rentas bajas, Podemos ve mermada su presencia por debajo de la media , por idéntico motivo pero que actúa en sentido contrario. Los votantes teóricos de Podemos, pertenecientes a las clases populares de la sociedad, deciden abandonar en buena medida a la opción izquierdista para seguir votando una izquierda menos a la izquierda ,el PSOE. Parece que a los andaluces y estremeños la autodeterminación de Cataluña y País y por ende la posible división del país, no les gusta en absoluto.

Es por tanto, objetivamente demostrable , que la clave nacional condiciona el voto por encima de la pertenencia a una clase social, y del tradicional eje ideológico izquierda derecha.

Este fenómeno también lo podemos observar en las elecciones catalanas de 2017 pero en sentido contrario. En poblaciones como Hospitalet, ciudad trabajadora votante tradicional de izquierdas, el centro derecha de Ciudadanos obtuvo el 33% de los votos ,ganando claramente a las opciones de izquierda. La justificación está nuevamente en el posicionamiento nacional. Hospitalet segunda ciudad de Cataluña con más de 300000 Habitantes es una ciudad Castellanaohablante  cuyos habitantes tienen una idea nacional española de manera muy mayoritaria.

Hemos vivido en Europa situaciones en que las clases trabajadoras se escoraban hacia partidos de la extrema derecha, atraídas por el discurso contra la inmigración, pero no que las clases medias altas de algunas regiones se escoren a la izquierda por la defensa que hace de la Autodeterminación de sus territorios.

Vivimos pues en una excepcionalidad, en el contexto electoral mundial.

En mi opinión la distorsión viene de los plateamientos de partidos como Podemos. Si Podemos es un Partido para todo el país debe de tomar sus decisiones estratégicas en función de los deseos e intereses del conjunto, y no de una parte de la  sociedad que no se encuentra entre su público objetivo de votantes.
La distorsión también la provoca el PSOE, que acaba perdiendo a sus votantes en Cataluña para acabar , en gran medida, en el centro derecha de Ciudadanos. El PSOE y el PSC, han empezado a matizar su discurso, tan escorado a las tesis nacionalistas en muchas ocasiones, y el Secretario General Iceta  va recuperando algo de voto.

De todo lo anterior podemos extraer una conclusión, hace falta un Partido de Izquierdas con una idea nacional española clara , que no realize sus planteamientos para "seducir" el voto nacionalista, porque es un espacio político, quizá mayoritario, que no encuentra un referente en la actual oferta de los partidos políticos.
El Centro Derecha ya tiene su referente de partido límpio y nacional  que es Ciudadanos.Recordemos que cuando nace Ciudadanos se define como socialdemócrata y se nutre de muchos militantes del PSC ,pero poco a poco ,por estrategia ,ha pasado a ser un partido claramente de Centro Derecha que compite con el PP .

La Izquierda y el Centro Izquierda necesitan su Ciudadanos, recuperar el izquierdismo de sus orígenes para atender la demanda política de una buena parte de la Sociedad.
Por otro lado el electorado nacionalista que vota a Podemos parece querer un Partido nacionalista soberanista pero no independentista, ese hueco político no lo debe cubrir la Izquierda Nacional, debe nacer un Partido Nacionalista en Cataluña y también en el País Vasco, progresista y conciliador.

Con estos partidos nuevos, las distorsiones ideológicas en el voto ocasionadas por la cuestión nacional quedarían eliminadas.

Hay algunas inciativas en los dos ámbitos, el Partido Dcide , Centro Izquierda Nacional impulsado por Santiago Trancón y Antonio Robles , o Unidos Sí  promovido por el crítico de Pordemos Enric Martínez que tratan de dar voz a la izquierda libre de cualquier pulsión nacionalista, y la plataforma transformada en Partido ,Lliures , impulsada por los exdiputatos de CiU Antoni Fernàndez Teixidó, Roger Montañola y Xavier Cima que cubriría el voto de un nacionalismo menos virulento el cual  parece que en las elecciones generales se puede estar marchando a la Izquierda que representa Podemos.



domingo, 24 de junio de 2018

Ocho Capitales para España ( y doce para Iberia)


El centralismo del Estado Liberal se conceptúa desde el principio básico de establecer formas de organización más eficientes, e igualitarias.  El camino centralizador del Siglo XIX ofrece una teórica igualdad de oportunidades para que cada quien conquiste el lugar que le corresponde en la sociedad de acuerdo a sus méritos, capacidades o trabajo, olvidando para siempre  los privilegios de casta o linaje  y los privilegios de los territorios.
La igualdad  tiene , por tanto, una manifestación social, y otra territorial. La igualdad de oportunidades, la meritocracia, son valores por todos compartidos.
Sin embargo, la implantación del sistema Liberal Democrático y central, ocasiona la problemática de generar una uniformidad anuladora de las tradicionales formas de gobernanza . Toda modernización deja atrás lo viejo, pero lo viejo puede ser valiosamente antiguo y tracionalmente conveniente.
Encontrar un punto de equilibrio óptimo entre lo que se ha de eliminar y lo que ha de desarrollarse, es el reto. En estos días en los inmediaciones de la noche de San Juan se entenderá mejor que difícil es 
" quemar" algunas cosas.

En la organización territorial de España surgida de la Constitución de 1978, se hizo una amalgama entre algunas tradiciones, los fueros vascos, la Generalitat, sin romper con la organización del Estado Centralista y sus administraciones territoriales ( la provincia y sus diputaciones ), también , claro, llegaron las Comunidades Autónomas. Un buen lío , y además caro, y para colmo lejos de satisfacer a los defensores de las singularidades territoriales, se han exacerbado con la aparición de un virulento separatismo catalán y anteriormente un criminal y asesino separatismo vasco.


Los partidos proponen reformas, federalismo simétrico y asimétrico, eliminación de diputaciones, delimitación de las competencias de las autonomía en un modelo cerrado y no abierto y expansivo como ahora, pero no existe el más mínimo consenso y sin consenso no es posible un cambio, que habría de ser constitucional.

Analizada la situación " groso modo" vengo a proponer una idea,  otra más " para abordar el lío territorial , una idea poco  o nada propuesta, y en absoluto debatida.

La propuesta es la implantación de un modelo centralista, con descentralización administrativa, con unas regiones con competencias  bien definidas, enfocadas a la gestión eficiente que solo se puede alcanzar desde la cercanía al Ciudadano. Las regiones tendrían un número máximo de 10, y en lo posible con poblaciones equivalentes, con las necesarias excepciones de las islas y las discrepancias propias de la desigualdad de densidad. Todos estos aspectos buscan la racionalidad eficiente en el uso de los recursos, y la igualdad en el trato a las regiones, sin privilegios, sin discriminaciones, con una uniformidad igualitaria y cartesiana. Con ello volveríamos a la esencia misma del Estado Liberal y se enfocaría la construcción nacional,  revirtiendo el proceso de frenética deconstrucción padecido.

Pero entonces¿ qué pasa las singularidades regionales, con los hechos diferenciales, con las formas tradiciones de organizar los territorios, con esos privilegios forales tan propios de nuestra historia ? parecería que algo así  produciría una fractura inaceptable, solo tendría el apoyo de la derecha nacionalista española y a la postre sería un dislate.

Sin embargo pensemos que el principio de Igualdad es atractivo, es leal a los valores democráticos más esenciales y es necesario. En el fondo " todo el mundo quiere la igualdad " tenemos que encontrar la solución.
Voy a sacar a pasear la idea:  necesitamos varias capitales, que asuman el poder central, necesitamos un centralismo geográficamente disperso. Hoy en día no se necesita la concentración geográfica del poder gracias a la tecnología y a la facilidad de transporte, los ministerios pueden estar diseminados por todo el territorio sin problemas, hasta una Dirección General podría estar en Cádiz y otra en Santander. Sin embargo para las ciudades es muy atractivo disponer de sedes gubernamentales y además se podría primar la experiencia y especialización regional y también la necesidad de potenciar áreas. Algunos ejemplos: desde el País Vasco se puede llevar la Formación Profesional , pues la FP en el País Vasco se organiza muy bien, en Badajoz necesitaríamos Industria, Exteriores se quedaría en Madrid, en Barcelona por supuesto Administraciones Territoriales, etc. Las ciudades competirían por su Ministerio por su área,  ofreciendo sus capacidades y haciendo valer sus necesidades.
Lo más interesante es que se podría generar hasta una competencia de eficacia de gestión nacional entre diferentes ciudades y territorios. Sería bonito que Barcelona presumiese que desde Cataluña se distribuyen las competencias a las regiones de España o que La Coruña sacase pecho de la Gestión Pesquera, por fin a la vera del  Océano Atlántico.
La diversidad cultural siempre habría de ser tratada en clave nacional, igual que la Paella es el plato de España es hora que el Caganet sea una tradición española, y de esa manera tendría bastante más fuerza . También es hora que se puedan estudiar en las escuelas de España, el  Catalán, el Gallego, el  Vasco, y también el Portugués ( si Portugal decidiese sumarse al proyecto ), y que la superación de esos estudios suponga la certificación suficiente a todos los efectos , académicos y laborales.

La propuesta es utópica, desde luego, desde la acepción de la palabra que indica que algo aún no ha ocurrido en el mundo ( quizá en alguna medida en Sudáfrica, y en la Unión Europea), pero ante situaciones complejas necesitamos soluciones nuevas.

Creo que todos deseamos un Estado eficiente que garantice la igualdad entre los territorios, que todos queremos participar de ello y que tener parte de la Capitalidad en nuestra ciudad nos da confianza y fuerza en el proyecto de País que  ha de sustentar el Estado. Como en San Juan , podemos tirar al fuego, todos los conflictos territoriales, y al día siguiente lucir con un nuevo traje  hermoso , diseñado desde la maestría de tanto análisis territorial

Para finalizar, en esta estructura Portugal podría sentirse muy cómodo, ya que Lisboa, Oporto , Coimbra, Faro, Bragança, Castelo Branco, Beja.... serían "Capital "del conjunto peninsular , y el portugués se estudiaría en todas las escuelas... aunque hay que señalar siempre que la Soberanía e Independencia formal de Portugal como Nación , no podría ,en modo alguno, verse afectada.









miércoles, 20 de junio de 2018

Educación Cívica Constitucional



Llevo 20 años recibiendo alumnos que, acabado el Bachillerato o a través de otras vías de acceso, llegan a la Formación Profesional Superior. Las Edades de los alumnos son entre los 19 años y hasta los 50, ya que en el turno de tarde se inscriben personas adultas en procesos de reciclaje profesional, o con necesidad de una titulación para mejorar en su carrera profesional. No obstante la mayoría están en la franja de edad de 19 a 22 años aproximadamente.

Las asignaturas que imparto son comunes a todas las especialidades de FP y son Formación y Orientación Laboral ( F.O.L.) y Empresa e Iniciativa Emprendedora, mis clases  las he dado siempre en centros públicos, a  los que los profesores accedemos por Oposición.

Cuando comienza el curso en la Asignatura de F.O.L., el primer tema es de Introducción al  Derecho, y de los primeros epígrafes son las fuentes del derecho. En las fuentes de derecho, lógicamente se trata  la Constitución. Con todo lo anterior he querido explicar que tengo la experiencia de contrastar, año tras año, lo que conocen los más jóvenes de la Constitución Española, en torno a los 20 años.

En este tiempo ha habido poco cambios, en cuanto al conocimiento de nuestra carta magna, básicamente superficial y escaso. Sin embargo en relación a la actitud desde la crisis del 2008 , el discurso de que la constitución es algo viejo y que habría que modificar o incluso hacer una nueva, se percibe claramente.

Detrás del desconocimiento general de la Constitución subyace, claro, una debilidad de asimilación de los valores democráticos, y una confusión de los derechos y las obligaciones ciudadanas, todo teñido de desconfianza e incredulidad ante el Sistema Democrático y por ende una desafección nacional.
Parece que todos, salvo los nacionalismos periféricos,  hemos olvidados que la Escuela es el principal elemento para la identificación patriótica de la Sociedad

Todo ello pese a que  ley Educativa , la L.O.E. modificada por la L.O.M.C.E, fundamenta la Eduación en los valores de la Constitución y en el principio de Ciudadanía Democrática.
El objetivo es sencillo  ¡Qué los ciudadanos comprendan el ABC del Sistema Democrático!

Pero ¿ Cuales son las carencias más evidentes de comprensión del Sistema?


Bastaría con entender la primera oración de la Constitución
 " España se Constituye en un Estado Social y Democrático de Derecho", pero no se entiende porque nunca se ha explicado bien.
No se entiende que España tenga capacidad de Constituirse en un poder Democrático, y muchos trasladan la soberanía al individuo( tengo derecho a hacer lo que quiera ), a la Ciudad ( En mi pueblo hacemos las cosas así) , y por supuesto a la Comunidad Autónoma que hasta en Madrid acaba pareciendo la fuente de toda legitimidad.
Se mal entiende lo que es Estado Social, pues todo comentario se dirige en el 100% de las veces a indicar que "nada se cumple" . Y bueno un Estado Social es el que destina sus esfuerzos al bienestar social pero no sustituye la responsabilidad personal, este concepto está confundido, claro que también la Constitución lleva a la confusión cuando declara el Derecho al Trabajo y el Derecho a la Vivienda, como un principio rector, que no es garantizable, pero que el ciudadano entiende que la Cosntitución no se cumple y es un engaño. Es quizá el aspecto más triste, el ciudadano acaba interiorizando que el sistema es un fraude. Se necesita Educación y cambio en la redacción de los "Derechos"
El Estado democrático nuevamente se mal entiende, muchos lo llevan exclusivamente al derecho a votar, y el derecho a la queja , pero el derecho a la participación responsable, está lejos de las mentalidades.
Y la última palabra Derecho, la norma que nos debe proteger, pero todos la interpretan como una imposición limitadora, y no les falta razón, porque los que la aplican la usan como un elemento para constreñir la libertad ciudadana. En este punto hay que hacer leer " a todos " el artículo 3 del Código Civil "Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas " . Y es que se olvida que solo un sentido común ciudadano de aceptación de los valores y fines de una sociedad hacen a la norma válida y eficaz.

Pero ¿ Qué puede hacer el sistema educativo ?


Es paradójica la inmensa bibliografia sobre teoría educativa en aspectos de Educación Ciudadana, el número de Leyes, y Reglamentos y la falta de una actuación eficaz en este aspecto.
Envueltos en una espiral , ideológica , competencial , y de organización, la Educación Constitucional se realiza sin orden , sin objetivos claros, y  sin resultados, como constato año a año.
Es paradójico el derroche de los recursos intelectuales  y económicos, para no conseguir algo que no es complicado.

El Sistema debe implantar curricularmente una materia, la Educación Cívica Constitucional, como ya estuvo en su momento, la asignatura debe contar con el consenso general de los partidos ( ¡no puede ser tan difícil ! ) , y ha de impartirse al menos durante toda la E.S.O. ( Educación Secundaria Obligatoria )  3 horas por semana.
Solo una asignatura, clara y bien definida, de currículo único en todo el país e impartida por profesores conocedores del Derecho, puede paliar el problema.



sábado, 16 de junio de 2018

Confederación Ibérica: ¿ Por qué, cómo y cuándo?



¿Por qué una Confederación Ibérica?

Porque España y Portugal son dos países que comparten tantas cosas que necesitan un acuerdo bilateral y específico ,  de mayor profundidad y concreción que el marco que otorga la Unión Europea.
Porque las sociedades  desean un mayor acercamiento político como corroboran los estudios de opinión.
Compartimos un espacio geográfico singular , y una frontera de más de 1200 Km trazada artificialmente sobre el territorio. Compartimos historia,  la península ha estado  unida en entidades políticas comunes durante más de un milenio, compartimos lenguas, comprensibles entre sí en gran medida, y compartimos el espacio Iberoamericano. Compartimos una historia reciente determinada por la pertenencia conjunta a la UE  desde 1985, por tanto compartimos moneda y las fronteras físicas no existen. Compartimos desafíos comunes, las estructuras económicas son similares, los problemas similares, y el posicionamiento en las decisiones de la Unión Europea precisa de mayor y mejor coordinación para ganar en eficacia.
A España y Portugal  no le llegan  los tratados de la Unión Europea.
Necesitamos un acuerdo Confederal, para que los países puedan desarrollar mejor sus potencialidades, eliminar duplicidades administrativas, coordinar los sistemas educativos , valorar estratégicamente el español y el portugués en el mundo con un acuerdo Confederal entre el Instituto Camoes y el Cervantes, fomentar la investigación , expandir nuestras culturas , mejorar el sistema energético, liderar el turismo mundial, poner en valor nuestra agricultura, afrontar mejor los incendios forestales, unificar la hora peninsular , mejorar la competitividad de la econnomía...

Necesitamos un acuerdo Confederal para dar una imagen exterior de unidad que nos haga ganar presencia y peso en las decisiones de política internacional.

¿ Cómo sería la Confederación?

Sería un acuerdo internacional, que podría llamarse  Tratado de la Confederación Ibérica. Este acuerdo lo firmarían España y Portugal ( podría sumarse Andorra ).
Este acuerdo establecería unas estructuras Confederales que no tendrían coste para los presupuestos, pues se harían utilizando los medios actuales.
El gobierno Confederal estaría representado por un presidente  , que sería una figura pública de reconocido prestigio, los ministros Confederales serían elegidos por los Gobiernos nacionales, y sus competencias estarían ligadas a la coordinación de las decisiones de los Estados.
No existirá cesión de Soberanía , ni se pondría en causa bajo ninguna circunstancia la  Independencia de cada país.  A falta de acuerdo, las decisiones nacionales prevalecen siempre sobre las Confederales.

¿Cuándo se podrá hacer la Confederación?

Las condiciones sociales y económicas se dan en la actualidad  solo es necesario el impulso político. Los partidos políticos han de recoger la propuesta Confederal en sus idearios ( algunos lo empiezan a hacer) y cuando accedan a los gobiernos impulsar el acuerdo.
Por tanto:
Es necesario que los gobiernos de ambos países promuevan y firmen el acuerdo.
Es necesario que el Tratado de la Confederación Ibérica sea aprobado en Referéndum por los pueblos Ibéricos.
Debería hacerse en un plazo máximo de 10 años, y en un periodo expansivo del ciclo económico.

viernes, 8 de junio de 2018

¡ Qué comience el diálogo!

¡Qué comience el diálogo!

El nuevo ministro de Asuntos Exterios , el catalán Josep Borrel , define la situación en Cataluña como el más grave problema al que se puede enfrentar un país , al de su propia integridad territorial, y la nueva ministra de las administraciones territoriales Meritxell Batet pone el énfasis en la necesidad de diálogo. 

El problema catalán llegó a ser una de las principales noticias a nivel mundial durante el Otoño de 2017. Se habló mucho del relato internacional de los acontecimientos del proceso catalán , que al parecer el Gobierno de España perdió en la opinión pública internacional, frente a los independentista.

La imagen puede contener: Pablo Castro Abad, traje
La necesidad de diálogo entre las partes ha sido un mensaje recurrente desde las instancias internacionales, se ha acusado al Gobierno de España de no querer dialogar, y este siempre ha expresado que el diálogo solo es posible dentro de la ley.

En estos días con el cambio de Gobierno  por una extraña moción de censura, en que el independentista partido gobernante en Cataluña el PDCat , votó a favor del candidato socialista Pedro Sánchez , cuando unos días antes el propio Pedro Sánchez llamó racista al presidente catalán, y lo comparó con Le Peen, muchos nos preguntamos que ha ofrecido el PSOE al PDCat , a ERC y al PNV a cambio de sus votos.

Parece que el primer compromiso adquirido es abrir el diálogo con el Gobierno de Cataluña, una cuestión que está suspendida por los delictivos actos de las autoridades catalanas que han llevado a la intervención de la Generalitat, solo levantada hace unos días.

Creo que es bueno dialogar, y que es un acierto dar una imagen exterior, recordemos que la lucha por el relato es fundamental, de talante democrático, también es una oportunidad para “desinflamar” el clima político.

Por lo tanto : ¡ Qué empiece el diálogo !



El nuevo Gobierno ha de escuchar a la sociedad catalana y empezar a dialogar, lo primero será poner sobre la mesa algunas cuestiones básicas, que cualquier demócrata entenderá bien:

Es necesario modificar la ley electoral para un 47% de los votos independentistas no obtengan mayoría absoluta en el Parlamento frente a un 53% de voto no independentista.

Es preciso que en las comparecencias públicas de los miembros del gobierno catalán, este presente la bandera de España, puesto que la Generalitat es una parte del Estado Español.

Hay que respetar la libertad de las personas para escoger el idioma en la Enseñanza, entre los dos oficiales en Cataluña.

El gobierno de Cataluña ha de retirar cualquier manifestación de apoyo de presuntos delincuentes por graves delitos, de las instituciones de todos .

La Televisión pública TV3, ha de ser regida por un órgano independiente , si es necesario de “expertos internacionales” en comunicación.

Se ha de garantizar el acceso a los puestos de la Administración pública catalana en igualdad a todos los ciudadanos, sin que se siga permitiendo la discriminación por no poseer el nivel de Catalán suficiente.

¡ Qué Sánchez no pare de dialogar!

La policía autonómica debe reintegrarse en los cuerpos estatales, no tiene un sentido que los cuerpos policiales tengan “ intereses” contrapuestos .

Debe dimitir un presidente definido por Sánchez como racista, no puede ser interlocutor una persona con tales precedentes.

Que se genere un clima de diálogo con gestos como dejar de prohibir las pantallas gigantes en la vía pública, para ver la selección de fútbol en el próximo mundial.

Que se eliminen las multas por rotular los negocios en Español, en nada favorecen el diálogo estas multas.

Es preciso que los políticos reclamados por la Justicia española comparezcan ante ella, el diálogo solo se puede hacer desde el reconocimiento del estado de derecho.



Sí, el diálogo es posible, esperamos que los políticos sepan emprenderlo, que sean leales a las demandas de la sociedad, y que este nuevo Gobierno, de una vez por todas, realice un diálogo que pueda conducir a mejorar la convivencia en Cataluña, que pueda restituir el respeto a los derechos de todos los catalanes y de todos los españoles y europeos en esta Comunidad Autónoma del Estado Español.

Deseo mucha suerte y acierto al nuevo Presidente y a su nuevo Gobierno, en este loable cometido.









miércoles, 4 de octubre de 2017

El Derecho a conocer la lenguas de España( y de toda Iberia)

El Castellano es idioma oficial en toda España y todos los ciudadanos lo conocen bien, el Catalán es oficial en la Comunidad Valenciana (Valenciano), Cataluña y Baleares (Mallorquín y otros), el Gallego en Galicia, y el Euskera en País Vasco y Navarra. Por norma general para acceder a la función pública en los territorios donde se habla otra lengua diferente al Castellano, es requisito obligatorio su conocimiento. Esta circunstancia origina una barrera para la movilidad de empleados públicos de los cuerpos estatales, como por ejemplo el de profesores.
En la práctica un ciudadano Catalán puede acceder a las plazas en por ejemplo Madrid, pero un madrileño no puede ir a Cataluña pues desconoce el Catalán. Esta es la realidad, frente a esta realidad hay quien, sin faltarle razón, reivindica que se elimine el requisito de conocer el Catalán u otras lenguas, para acceder al empleo público, pero lógicamente está la alternativa de aprender el catalán, el gallego o el euskera.
Lo que algunos proponemos es que se debe facilitar el aprendizaje de todas las lenguas de España (nosotros hablaríamos mejor de lenguas ibéricas), en todos los lugares de España, pues debe ser considerado un derecho, por muchos motivos, pero especialmente porque su no conocimiento limita el acceso al trabajo, y crea desigualdades entre los ciudadanos.
lenguasibericasPara que esa facilitación a la que aludimos sea real y práctica, proponemos que se concrete con la implantación de una asignatura: Lengua Ibérica, en Primaria y Secundaria, optativa para los alumnos pero de obligada oferta para los centros educativos.
El superar esa asignatura tendría que tener el valor de reconocimiento oficial a nivel C1 de la lengua elegida y por tanto ser suficiente para el acceso al empleo público. Entendemos que es un Derecho ahora desatendido, que también podría ayudar a un mayor acercamiento entre los ciudadanos de diferentes regiones. En una hipotética Federación Ibérica el tema de las lenguas creemos que debería partir del mismo principio, considerar el conocimiento de las lenguas como un derecho.
Pablo Castro Abad, Presidente de la Plataforma por la Federación Ibérica

domingo, 12 de enero de 2014

Del Sacrificio , el bienestar y los grupos humanos

Del  sacrificio, el bienestar y los grupos humanos
La Sociedad actual  de los países de Europa occidental presenta una demanda de bienestar muy alta. Quiere decir esto algo tan sencillo como que las personas quieren vivir bien, o dicho de otra forma sacrificarse poco, o,  podría interpretarse incluso como que las personas quieren esforzarse poco.
Desde esta realidad , configurada en su forma actual desde el final de la segunda guerra mundial, en que la premisa del bienestar es un principio fundacional del estado,  y es un objetivo indiscutible, promovido por la izquierda , la derecha y el centro, por todos y en todo momento, las sociedades han ido evolucionando , creando un estado protector, con servicios educativos, sanitarios y sociales, amplios y ampliamente extendidos. Los ciudadanos han disfrutado de esos servicios y su vida , en general , ha sido mejor, con más educación , mejor atención sanitaria,  y coberturas para afrontar situaciones específicas de necesidad, alcanzando además  a la gran mayoría social.
También las familias han tenido menos hijos, para favorecer  su bienestar, y el de sus progenitores.
Pese a las mejoras , el bienestar deseado queda lejos del bienestar alcanzado,  y la demanda  de mejoras siempre es  y ha sido el motor del desarrollo.
Esta situación que como ya se dice  se configura después de la segunda guerra mundial, se ha mantenido hasta hoy  enfrentándose a diferentes  vicisitudes  , las más importantes la crisis del petróleo y los desafíos terroristas, consiguiendo  no obstante mantenerse en lo fundamental.
Para mantener el modelo se ha precisado de inmigrantes, por la baja natalidad, y a veces por  la sobrecualificación  y sobre expectativa laboral de la población autóctona, inmigrantes que han cotizado y pagado impuestos a la vez que han cubierto los puestos de trabajo de menos cualificación y de mayor sacrifico.
El nivel de bienestar se ha visto también favorecido por la importación de productos, principalmente asiáticos, elaborados con mano de obra muy barata  que ha permitido el acceso a todo tipo de bienes a precios muy asequibles.
Por otro lado la energía y las materias primas han mantenido unos precios asumibles una vez digerida la gran crisis del petróleo de los años 70.
Pero ¿ Es posible mantener el principio del crecimiento constante de bienestar social ? en el momento actual con la crisis financiera que nos ha llevado a las políticas de austeridad y por tanto a los recortes del gasto del Estado social, la respuesta oficial es que no se puede mantener todo y que hay que empezar a ajustar a la baja las expectativas.
¿ Quiere decir esto que la sociedad occidental desarrollada ha entrado en decadencia y nada se puede hacer ? pues en mi opinión la respuesta es afirmativa ,al menos en gran parte.
Hay que tener en cuenta que al referirnos a Europa occidental nos referimos a un conjunto de países y regiones diverso, donde la tendencia llega con diversos grados de intensidad, así las zonas con una insdustrialización innovadora, a donde la competencia asiática le cuesta llegar gozará de un periodo más largo de predominio, sin embargo el sur de Europa, claramente subsidiario del norte, está expuesto de manera más directa .
Pero el modelo de continuas mejoras sociales, y de ir ganando cada vez más derechos , ha quebrado, no da más, y lo que se puede hacer , es lo que hacen los esforzados gobernantes,  que es  ir tratando de ajustarlo, para que la decadencia sea lo menos traumática posible.
Pero la fundamentación de este cambio es la irrupción de nuevas naciones, grandes y muy pobladas ( China y la India ) , o más pequeñas y tecnificadas ( Corea del Sur , Taiwan.. ) que llaman a la puerta del desarrollo, donde sus ciudadanos fabrican más barato, hay más población  y se sacrifican más, con el objetivo de poder vivir mejor, o dicho de otra forma sacrificarse menos  en el futuro , o quizá de no precisar  de grandes  esfuerzos en su vida.
Estos países necesitan energía y materias primas que compran a los países productores como lo es Rusia , o lo son , algunos de América Latina, subiendo su precio .Los ciudadanos de estos países productores, igual que los anteriores, pretenden vivir mejor, o dicho de otra forma sacrificarse menos , y tener la posibilidad de esforzarse menos en el futuro.  Así otros países compiten por el bienestar.
Y ahí está la paradoja y la explicación, otros grupos humanos quieren alcanzar , al menos parte, de lo que nosotros alcanzamos, y parece que su desarrollo lleva implícito la imposibilidad de continuar avanzando en nuestro bienestar, porque no hay que negar que el desarrollo social del occidente industrial se ha basado en estructuras mundiales que nos beneficiaban y que están cambiando .
No podemos seguir importando bienes a precios bajos, porque eso genera un desempleo aquí  insoportable, no nos queda otra opción que "competir" con el precio de esos bienes y por tanto bajar los salarios, para poder tener empleo. Además la idea de producir bienes de mayor calidad se empieza a quedar anticuada, ya que  los asiáticos ,poco a poco obtienen el mismo nivel de calidad, incluso mejor en algunas ocasiones.
Las materias primas y la energía, por su lado, son cada vez más caras, y la capacidad de influir en su precio es menor, por lo que tendremos que acostumbrarnos a pagar más o a movernos menos, o a desarrollar fuentes alternativas de energía que a corto plazo y medio plazo , serán más caras , lo cual traerá dificultades añadidas. 
Por otro lado la inmigración ya se ha parado y muchos inmigrantes empiezan a regresar a sus países,  porque aquí no hay trabajo o el que hay está mal pagado. Pronto , y ya está ocurriendo,  los occidentales tendemos que asumir masivamente puestos de trabajo que antes, estaban casi  siempre reservados a los inmigrantes.
En definitiva el momento histórico se puede resumir en que tras cientos de años de predominio del occidente industrial, sus sociedades no encuentran la manera de alcanzar el paradigma de la mejora constante del  bienestar social, mientras que otras áreas culturales aumentan sus niveles de vida desde puntos de partida mucho más bajos.

Pablo Castro Abad- Cascais 3 de Enero de 2013-